Seguidores

sábado, 1 de enero de 2011

ANTOLOGIAS - 2011-OBRAS MERY LARRINUA

POETAS Y NARRADORES DEL 2011

Instituto de cultura peruana
-Ricardo Calderon-




Renacer

Una mañana de invierno
La soledad se congelo en mi alma
Transformándola el tiempo en piedra
Inquebrantable en su frio encierro
En su silente crujir
Como ave nacida en cautiverio
Busco el escape a su morada
Rajando sus paredes ansiosa
Liberándose sin saber de su destierro
Voló con inspiración peregrina
Sentimiento innato doblegado
Abriendo sus alas al viento
Buscando el calor perdido
Y cada gota cubrió su cuerpo
Dando energía a su corazón
Con la esperanza en su alma
La soledad exhalo su razón
En su desesperado volar
Olvido sacudir sus alas
Mas de la lluvia sus estragos
Pudo al fin renacer





Pesadilla o Destino?


Cerre los ojos.
Era una noche terriblemente fría, entre matorrales, rocas de miles
de años, tierra negra, sucia de dolor y grito, seguí mi andar pesado, muy pesado, lento, la densa neblina inundaba cruelmente mis pulmones, haciendo mí respirar difícil. Mis ojos trataban inútilmente divisar vida, algún movimiento ajeno a mi cuerpo.
El frio comenzó a calar hasta mis huesos, comencé a oírlos titiritar; en cualquier momento alguno de ellos sucumbiría a semejante temblor y entonces caería de dolor.Ojala mis tobillos y rodillas cedieran de ultimo, pues quería avanzar, necesitaba llegar a aquella luz lejana lo antes posible… ¡tenia que lograrlo!
-“¡Oh, como se oían los huesos en el silencio sepulcral de aquella noche!”-
-ya casi-pensé
La neblina estaba mas densa, apenas podía respirar, sentí mitigar mi tobillo izquierdo, mi rodilla…a rastras llegue, mas aquella brillante luz cegó mis retinas, cerré mis ojos. A los minutos, ya había desaparecido el inmenso esplendor, la neblina se había disipado….es cuando me doy cuenta, era el destino, allí estábamos los que comenzaron antes, los que comenzamos después, todos los huesos partidos, era el verdadero fin del camino. Deje de respirar. Había llegado a mi destino.
---------------------------

ANTOLOGIA EL COFRE DORADO

LA SOCIEDAD DE POETAS Y ESCRITORES
-Azalea Carrillo-
(Dr. Ariel Arias)



OBRA

Misión
El cofre dorado, esta vez inquieto, casi burlón sonreía. Luche tratando de quitar mi atención, nunca me resultaba fácil, una fuerza sobre natural me mantenía atada a el. Pero…lo logre.
Como pude, me aleje rápidamente. Ya mas tranquila, me asome a la ventana, atardecía, el sol luchaba para no morir con el día, me identifique con su batalla.
Salí a disfrutar de sus rayos ya débiles, mi alma entraba en un éxtasis transcendental, sentí mi cuerpo ágil.
No se cuanto tiempo transcurrió, pero al despertar del “trance”, ya estaba totalmente oscuro.
¡Había nacido la noche! ¡Hermosa noche estrellada!
Seguí caminando hasta encontrar una banca aislada. La brisa, la luna, aquellos luceros, me invitaban a buscar paz, soledad. ¡Que bien se sentía! Lejos se oía una extraña melodía. Cerré mis ojos, quería deleitarme con aquellas notas musicales. Volví a entrar en mi misma, en contacto con mi yo interno.
aprovechemos ahora, esta dormida…yo le tapo la cabeza, tu tomas su cartera, luego corremos.
Todo hubiera sido perfecto si no llega aquel carro de policía, aquellos hombres de caras serias. Todo hubiera sido perfecto.
Abrí los ojos, casi había olvidado mi misión.
Oficial…oficial…aquí estoy…
No entiendo como pudo suceder, la había visto dos horas antes recorrer el sendero, el viejo camino al pueblo…
Ya no hablemos mas de eso, llevo un mes oyendo la misma historia, las mimas preguntas…
Es cierto, pero tal vez nunca se encuentre. ¿Supiste que la incineraron a pesar de no estar completa?
Breve silencio.
¡espera!, ¡mira!, ¡allá!
¿Qué es eso?
¡no puede ser! ¡Oh no!
¡una cabeza!
¡la cabeza!
…aquí estoy oficial…aquí estoy…
Al fin las autoridades pertinentes me tomaron, hicieron las pruebas necesarias y completaron el ciclo. Cerraron el caso.
Ya puedo regresar, ya la noche muere…el sol comienza a renacer…siempre hay un amanecer…

Ya puedo descansar, completa…en mi cofre dorado…

-------------------------

INSPIRACION OTOñAL



Mire una estrella



Mire una estrella
Tal vez su brillo
Ilumine mis recuerdos…cerré mis ojos
“Era una noche estrellada
Y en aquella inmensa terraza
A lo alto de una bella estructura
Vestidos de gala y una botella de champán
El y Yo
Bailando al compás de una suave melodía
Un jazz….un blue…
Nuestros ojos fijos en el otro
Expresando el más hermoso sentimiento
Y mas allá…el mundo paralizado
La tierra dejaba de girar
Una leve brisa rozó nuestros rostros
Trayendo el olor salado del mar
…allá abajo….
Nuestros dedos entrelazados
Nuestros labios se acercaron
Nuestros labios saborearon
Y transformaron en dulce río
Aquella corriente salada
Nuestro amor abarcando el universo
Nuestro amor se hizo eterno”

…abrí mis ojos
Sus ojos, hoy marchitos
Buscaban con dulzura los míos
Brillando aun
Bajo aquel cielo estrellado

------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada