Seguidores

martes, 1 de enero de 2013

ANTOLOGIAS - 2013-OBRAS MERY LARRINUA

UNA MIRADA AL SUR 2013
Antologia Internacional

ENTREGADA AL PAPA FRANCISCO


OBRA

Imagen de amor

Con pinceladas pinto tu amor,
gotas de oleo azul, del mar abierto,
delineando el aura de tu rostro,
intento enmarcar, la imagen de tu mirada.

Con suaves líneas, plasmo la dulzura de tu voz,
tratando robar las notas al viento,
se ven trazos de miel espesa,
para que no duden de tu ser,
el sentimiento.

La fuerza de tu abrazo, del aliento transpira,
como alimento indefinido de un deseo perdido,
despertando mis ansias dormidas y apacibles,
arrancando a aquel oleo, cada gota de amor,
cada dulzura.

Y de tu piel me robo la humedad,
degustando su sabor a tierra mojada,
pétalos se deshacen en mi boca,
dando brío y sentido a mi morada.

Como lágrimas en destellos,
luces en cuento de hadas,
el fulgor de nuestros cuerpos,
dibuja y eterniza aquel idílico momento,
queriendo dar vida, a la imagen plasmada.

---------------------------


POR LA PAZ DEL MUNDO

EN LA BIBLIOTECA NACIONAL DE
AUSTRALIA





OBRA


Paz

Si fuera fluido la Paz
Con mis manos desgarraría el muro
Que divide su mundo y el nuestro
La Paz abriría camino
Como rio bravío orgulloso
Inundando cada rincón…empero
Cada ser donaría su conciencia
Como parte intrínseca de un todo
Humanidad, amor, respecto
Con el pecho hinchado de orgullo
Un grito haría eco por digno

¡Paz en el mundo entero!


----------------------------

MARATON DE ESCRITORES



OBRA

Vendaval
Vendaval que arrasó el camino
A todo paso el tiempo llevo
Tiempo marchito, hojas secas
Vulnerables al viento
Su recuerdo arranco

Vendaval que su alma sincera
Dejo vacía de silencio y dolor
Austera siguiendo sus pasos
Sintiendo miedo y en su piel el ardor

Aburrido y tan cruel andante
Vendaval que su cuerpo quemo
Condenando el camino a su suerte
Sin piedad y sin un canto de amor

Vendaval que sin anuncio sentenciaste
El respiro, un fruto cayo
El suspiro del árbol erguido
Una lagrima de su tronco broto

-----------------


PRIMERA ANTOLOGIA

POETICA EN GREDOS

Alkaid Ediciones-Directora Pital Inglesas de la Torre


OBRA


AMOR EN ARABE

Cierro mis ojos
Entra mi cuerpo
En un estado atónico
Sueño

Un oasis…desierto…magia…

Me inclino ante los deseos
Anhelos fervientes de poseerme
Bajo estrellas que una vez
Iluminaron de despedida el sendero

Llegas con pretensiones a mojar mis labios
Con el néctar hoy amargo de tus besos
Y me entrego extasiada a un pasado
Que vuelve como magia disfrazado

Recorres mi piel reconociendo
Aquella noche que me embriagaste
Cuando del firmamento descendieron
Un lucero y mil destellos

De arco iris tiendes nuestro lecho
Testigo de un amor prohibido
Mi corazón no entiende razones
De mi cuerpo la lujuria desmedida

La noche  se desvirgo en el cielo
Esparciendo aroma de placeres
El día abrazo mi alma
Para que no advirtiera el suspiro
Que inundo el universo entero

Siento tu ausencia y me escondo
De la soledad que aun no sabe
Que dejaste tatuado en mi cuerpo
La palabra amor…AMOR EN ARABE



---


Se me olvidó pedirle a mi corazón
Que te olvidara
Se me olvidó borrar de mi mente
Aquel camino que andaba
Aquel camino que conoció de mi espera
Aquel que conoció mi esperanza
Mi ilusión, mi alma entera

Se me olvidó mirar al cielo
Y pedirle a Dios que volvieras
Se me olvidó secar cada lágrima
Para no ahogarme en ellas

Se me olvidó sonreír
Cantar
Mirar a los lejos
Se me olvidó soñar

Mas la luz estaba ahí afuera
La alegría,
El canto,
La pasión
Y una mañana al abrir mis ojos
Me di cuenta
Que mi corazón
Mi corazón no había olvidado
Que ahí afuera
Ahí afuera esperaba el amor

---

Siempre hay algo más…

Como pestañas que se cierran al viento
Siento su cuerpo adentrarse silente
Para no advertir su emoción ferviente
Al ocaso de la nieve que se hace ausente

Suave y sutil cuan rosa en primavera
Es su mirada ansiosa naciente
Para delicada pedir tal vez un beso
Sintiendo del miedo el peor desconcierto

Aquellas inquietas aguas…verdes….
Debajo del cielo… buscaban la brisa… el llanto
De una lluvia que no llegaba
De una lluvia para ahogar su desgarro eminente

Era la tristeza a lo esperado
Sin más esperanza que la duda
Que mataba la ilusión parida
Del reto deseoso de vida uniforme

¡Ama!... se oía un grito
De las aguas desesperando adentrarse
En el ser mojando las venas
De color, música, pasión, sentimiento

…Ábrete…recibe…

---

Tus derroches

Es mi alma que anhela
mi alma que se inspira
es mi corazón que se ensancha
en la espera que se expira

es el aire que sofoca
la grandeza de tu mirada
la profundidad de tus sentires
la pasión a tus despertares

es el calor que protege
el abrigo que abriga
es la verdad, es esperanza
es la ilusión, eres tu mi auriga

guíame por tu camino
enciérrame en tu aurora
empújame a lo infinito
como sombra cautivadora

ámame como te amo
del abismo de tu noche
arrástrame a lo hondo
la locura de tus derroches

---

Tiempo infinito


Si el mar fuera tu horizonte
Nadaría el océano para encontrarte
mi cuerpo no importa cansado
Llegaría con ansias a abrazarte

con humedad refrescando los años
tu boca anhelante, quizás fantasmal
Se abriría para emitir un sonido
Sin palabras a entender contraria
A lo esperado cada madrugada incierta

En un agradecer de la vida
el momento se volvería eterno
mutando en alegría la tristeza
arrebatándole los segundo a los siglos
y los siglos volverlos universal

te cubriría con mis brazos
y protegerte,
para que nunca sientas miedo
y camines
por aquellos caminos
que harían
de tu tiempo y el mío…
infinito

----------------------------------------


  1. POETAS Y NARRADORES DEL 2013

    Instituto de cultura peruana


El camino de un inmigrante



Mire el reloj, 4 de la tarde, el cielo amenazaba tormenta, tal parecía que ya era de noche.

Me gustaba ese ambiente medio melancólico, ese gris naranja de lluvia al atardecer que

Invitaba a pensar, a recordar, tal vez poner la mente en blanco para que fluyeran sensaciones y emociones.


No debí, no debí entregarme a la suerte de ese fluyente rio de recuerdos,  Dolía, dolía recordar.


-Opuesto a esa tarde, el sol parecía burlarse de tantas bocas sedientas, el calor sofocante ardía en la piel en llagas, quemaduras, era el camino el único camino que nos habían “vendido”.

Hace 25 años y  apenas con 6, era una niña feliz, aunque no lo supiera, a esa edad no se piensa, no se sabe, no se compara, no se valora.  Viajaba en un hermoso coche oscuro, mi padre al lado, delante,  el chofer, aquel hombre que estuvo ahí sentado derecho y silencioso, día tras día, semana tras semana, mes tras mes.  Aquel hombre fiel… ¡tantos años!  De repente frenó, gritó, seguido oí un ruido sordo, de su frente salió un grueso hilo rojo, sangre, vi sus ojos abiertos.

Después, todo se hizo oscuro, una venda en mis ojos, la mano inerte de mi padre entre las mías.

 Me lo habían arrebatado, como se quita un muñeco prestado después que se acaba una fiesta de cumpleaños, así me quitaron a mi padre.  Seria la última vez que olería su perfume, estaba muerto, asesinado.

Muchos pasos, frases que no entendía pero que presentía.  Muerto mi padre, muerto el chofer,  yo, yo secuestrada.

En ese momento supe lo que se siente cuando no se tiene corazón, cuando no se tienen arterias, venas, cuando los pulmones no están, cuando el esófago desaparece, cuando el pecho se queda vacio, cuando cuesta respirar.


Así pasaron varios años.  Hasta que un día tome aliente, un suspiro profundo me indico que existía, la niña ya mujer, era canjeable, valía.  Ese pecho un día vacio, hoy se llenaba de coraje, mas no de odio.  Lleno de deseos, deseo de volar, de andar.  Anhelo de comer sin tener antes que entregar mi cuerpo, tomar agua del rio sin un fusil en mis narices, sin que sintiera el agua sucia hedionda correr por mi frágil cuerpo, anhelo de mirar al cielo en una noche oscura y ver las estrellas, contarlas, soñar.

Mire al frente, creo que fue la primera vez en mi vida que miraba al frente, porque si, existía “un frente”.

Todo estaba rodeado de alambre de púa, cual verja que encierra bestias salvajes, o criminales con efectos potenciales.  Mira aquella cerca, y me atreví, y lo hice.  Corrí, como animal acosado, con miedo, con un inmenso miedo, con terror, corrí, siempre mirando hacia adelante, corrí, y de pronto un ruido, me tire dentro de los matorrales.  Del impulso, casi mi cuerpo penetra en aquel suelo de tierra seca.  Quieta, estática, deje pasar las  horas, se había hecho de noche, me quede dormida.

Al abrir los ojos, vi de nuevo aquella alambrada, me incorpore a gran velocidad y arrastrándome como culebra, dejando como tal mi piel en las crueles púas que me cerraban el espacio.  Pase, no sentí dolor, sin embargo vi correr sangre, seguí corriendo, vi un camión parado, lleno de ganado y estiércol, salte, me confundí dentro de aquel deshecho y respire, aquel olor nauseabundo, estaría por siempre relacionado a mi libertad.

De camión en camión, de remolque en remolque, entre basuras y mas basura, llegue a un
establo, muchos hombres trabajadores de tierra, ansiosos de una mujer y me vendí, si, volví
a venderme hacia el camino…hacia un nuevo camino, el camino de una inmigrante.

Sentí de nuevo mi piel sangrar, alce mis ojos, desierto, oasis, carretera, un uniforme, un guardián de frontera, una posible deportación.  Me llamaron inmigrante y fui, fui persona, desde ese momento tuve una identidad “la inmigrante sin tierra” y vi un amanecer…y mi piel sanó…aunque el dolor permanecería por toda mi vida.-

Cuento basado en una historia real.  Mujer hoy de 40 años, casada, sin hijos biológicos, da
gracias a su destino, hoy ciudadana de un gran país, luchadora, activista y defensora del maltrato. 

Todas las cicatrices de su cuerpo y su alma, sirvieron de marco para el paisaje de una noble
causa.


----------------------------

ANTOLOGIA INTERNACIONAL
POESIA, CUENTOS Y VOS



Resucitar


Es el silencio que quiebra mis huesos
La nota muda que no puede expresar
El grito de las olas moribundas
De un océano que creció sin mar

Es vertiente de abismo absoluto
Caída expedita de amor fatal
Que se esfuma ante infértil suelo
Dejando al vacío fuente para crear

Es dolor, sangre, llanto
Tiniebla, confusión, clamor
Ausencia natural de existencia
Forjando heridas imposibles de sanar

Es desconsuelo seco y frío
Desde el subsuelo amargo del estar
Fusionando gotas de sangre
Sin aliento, sin aire respirar

Es mi corazón fruta seca
Cruel tiempo olvido su caminar
Abandonado, cabizbajo y triste
Esperando un instante sabatizar

Es nostalgia a lo perdido
Emoción inédita de la soledad…ven
Recuesta tu cabeza en mi pecho
Tal vez aun mi alma…Logre resucitar

Por Mery Larrinua





Esperanza

Estuve pendiente….mas no llegaste
Pasaban los minutos y el silencio
Inundaba mi estancia esperando tu regreso
Mas mi esperanza permanecía intacta
Y seguirá intacta hasta mi muerte

La puerta no cedía y yo
Con mi alma abierta
Mis ojos fijos
Nublado mi pensamiento con tu ausencia
Haciéndose evidente mi ansiedad reprimida

Con mi pecho oprimido
Por la emoción del desespero
Olvidé dar alimento a mi cuerpo
Y olvidé ofrecer agua a mi boca sedienta

Es entonces cuando mi mente se abre
Volviendo a la realidad por un segundo
Veo mi cuerpo decrépito
Y me dio cuenta que la vida se me ha ido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada