Seguidores

miércoles, 15 de abril de 2009

Corazon de Nube



Regresaba de mi trabajo, involucrada en un terrible tráfico. Pensé: - o te llenas de paciencia o te deleitas en tus propios pensamientos- escogí este último.Y de pronto, como “bajada del cielo” una nube se hizo mi cómplice, de un salto subí en ella y aunque estuve a punto de caerme, me acomode casi de inmediato, era mucho mejor que estar viendo carro tras carro. Respire profundo, mire hacia abajo, el panorama era diminuto, pero ay! Que delicia cuando mire hacia el horizonte! Ahí estabas, tendido como un ángel sobre aquella nube viajera, en ese mismo instante como adivinando mi presencia, te incorporaste y vi tus ojos buscar los míos. No hubo necesidad de hablarnos, el amor se hizo presente y hambrientos de un amor en espera, nos abrazamos en la distancia, nuestras almas se unieron en la nada, dejándonos desarrollar un profundo sentimiento. Las nubes se fueron acercando en silencio de complicidad, y cuando las dos se fusionaron y formaron una….sentí su cuerpo pegado al mío, nos tomamos de las manos y una tenue voz se oyó susurrar: - mira, mira aquel corazon en las nubes, y…a lo lejos se vio perfilado un corazón con destellos de amor.
Por Mery Larrinua

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada